Author's Note: Yo tocó español para cuatro años . . . and it will take too long for me to figure out how to say this in Spanish. So, this is my attempt. Tell me if the essay is comprehensible to any of you Spanish-speaking folk, and if it is, did you like it. I do not have The Silmarillion in Spanish, so I had to quote it in Ingles. Muchas gracias, personas. Yo espero que tu te gusta este papel.

La Voluntad de Ilúvatar

(I Vala Ilúvatarya)

" . . . I am Ilúvatar . . . . And thou . . . shalt see that no theme may be played that hath not its uttermost source in me, nor can any alter the music in my despite. For he that attempteth this shall prove but mine instrument in the devising of things more wonderful, which he himself hath not imagined" (Silmarillion pt. 1; p. 17). En el mundo de Tolkien, conocido como Arda y Tierra-media, él ilustra como la resistencia y la rebelión contra la voluntad de Dios (Ilúvatar) guia solo a destrucción. Tolkien ilustra éste en las circunstancias varias, los más notablemente en los casos de Morgoth, la tierra y la gente de Númenor, y los Noldor.

El primero parte del Silmarillion de Tolkien dice el cuento del origen y la caída de Melkor. Antes de Arda fue, los Ainur, los Unos Sacros moraron con Ilúvatar en las Salas Eternas. Los más grande unos en medio de los Ainur son los Aratar, los Unos Exaltados, y lo más grande en medio de los Aratar es Melkor. En la Ainulindalë, la Música de los Ainur, los pesamientos y intenciónes de Ilúvatar y los Ainur forman una visión sinfónica que se hará Arda. No obstante, en medio de la visión que crea Arda, Melkor el Arata se rebela contra Ilúvatar. De eso punto al futuro se llama Morgoth, el Enemigo Oscuro del Mundo (Silmarillion pt. 2; p. 31). Con algunos de los Ainur fieles, Morgoth y su aliados descenden a la Arda nueva, donde se rebelan contra la voluntad de Ilúvatar más lejano por guerrando con Manwë Súlimo, "the Wind Lord and the First King", el rey legítimo de Arda y Elbereth Gilthoniel, la Elentári, la cual se traduce "Estrella reina", su esposa y la reina de los Ainur de Arda (Day 253-255). Morgoth, continuando resistir Ilúvatar, guerra con ellos constantemente y a veces parece exitoso en su rebelión. Morgoth destruye Almaren, el reino primero de los Ainur (también, los Valar y los Maiar), sus Lámparas grandes que los Valar hacen darle luz a Arda, los Árboles de los Valar, Laurelin y Telperion, y hace guerra contra los Niños de Ilúvatar, Duendes y Hombres. Sobre Arda son dos tierras, Tierra-media y Aman, y después de Morgoth destruye Almaren, los Ainur pasan por el Mar Grande Belegaer a Aman, en los partes los más occidentales en Arda. Muy pronto, la influencia de Morgoth estira sobre casi la totalidad de Tierra-media y la se hace una lugar desgraciada, lleno de muerte y maldad. Tierras pocas de Duendes o Hombres escapan el dominio de Morgoth. Por contraste, la tierra de Aman es santa y pacífica, ganando el nombre "las Tierras Inmortales". Mientras él ve Tierra-media cayendo a Morgoth, Eärendil el Mitad-Duende navega a las Tierras Inmortales para buscar los Valar y los Maiar. Cuando arriba, encuentra el heraldo del Rey Manwë Súlimo y suplica los Ainur rescatar los Niños de Ilúvatar, Duendes y Hombres, de Morgoth. Todavía, "Morgoth looked not for the assault that came upon him from the West; for so great was his pride become that he deemed that none would ever again come with open war against him" (Tolkien, Silmarillion pt. 3; ch. 24; p. 250). Pero guerra viene sobre él. En el que los Duendes más tardes se llaman la Guerra de Furia, los Ainur declaran guerra en Morgoth, derrotan todos los poderes de su oscuridad, y "thrust [him] through the Door of Night beyond the Walls of the World, into the Timeless Void; and a guard is set for ever on those walls" (pt. 3; ch. 24; p. 254). Aunque Morgoth había pensado rebelarse contra Ilúvatar, en el fin, todo de su exito y prosperidad vienen a nada y él se arroja fuera del mundo.

Uno de las más cuentos trágicos en todo de las escrituras de Tolkien es el cuento de los Noldor y la Condena de los Noldor que Mandos dice. Los Noldor son una gente de Duendes que viven con los Ainur en las Tierras Inmortales. Mandos es el "Speaker of Doom . . . most aware of the will of Ilúvatar. He is unbending and unmoved by pity, for he knows all the fates that are declared in the Music [of the Ainur]" (Day 257). Después de Morgoth roba las silmarils, joyas bellas que iluminan con luces gloriosas, de Fëanor y destruye Los Árboles de los Valar, un grupo de los Noldor guiado por Fëanor salen las Tierras Inmortales encontrar Morgoth, tomar las silmarils, y vengarse de él. A fin de hacer éste, Fëanor y su gente tratan tomar barcos de los Duendes Teleri, constructores navales que viven en el Alqualondë—el Refugio de los Cisnes. Cuando los Teleri le negan dar a Fëanor los barcos—porqué eran un regalo de Ulmo el Ainu, Dueño del Mar—Fëanor y los Noldor asesinan muchísimos de los Teleri y toman sus barcos. En los barcos, navegan a Tierra-media, abandonan un parte de sus compañeros no incluyen en la matanza de los Teleri, y queman los barcos, el regalo de Ulmo. Para todo su maldad y traición, Mando declara sobre ellos la Condena de los Noldor:

"Tears unnumbered ye shall shed; and the Valar [Ainur] will fence Valinor [Aman] against you, and shut you out, so that not even the echo of your lamentation shall pass over the mountains. On the House of Fëanor the wrath of the Valar lieth from the West unto the uttermost East, and upon all that will follow them it shall be laid also . . . . To evil end shall all things turn that they begin well; and by treason of kin unto kin, and the fear of reason, shall this come to pass. The Dispossessed shall they be for ever.

"Ye have spilled the blood of your kindred unrighteously and have stained the land of Aman. For blood ye shall render blood, and beyond Aman ye shall dwell in Death's shadow. For thought Eru appointed to you to die not in Ëa, and no sickness may assail you, yet slain ye may be, and slain ye shall be: by weapon and by torment and by grief . . . . The Valar have spoken." (Silmarillion pt. 3; ch. 9; p. 87-88)

Y ésta Condena, éste destino, viene sobre los Noldor. Una de las ciudades la más grande se llama Gondolin, y se construyo por Turgon, el hijo de Fingolfin, el Rey-Alto de los Duendes Noldor. Ésta ciudad, junto con las otras ciudades y reinos que los Noldor forman en Tierra-media caen, y se destruyen con el tiempo o se consumen. The Lays of Beleriand dice como la Condena de los Noldor entrampa el reino Sindar grande se llama Doriath y Beleriand. Los Sindar son los Duendes-Grises, duendes que nunca han vivido en las Tierras Inmortales y que han tenido no parte en traición de los Noldor. Sin embargo, Thingol, el rey de Beleriand, obliga el sino de su reino con éso de los Noldor con un desafío él le da a Beren, un Hombre que espera el mano de su hija Lúthien en matrimonio: "Bring me one shining Silmaril / from Morgoth's crown, then it she will, / may Lúthien set her hand in thine; / then shalt thou have this jewel of mine" (Tolkien, Beleriand 192). Pero a éste Melian la Maia, una de los Ainur y esposa a Thingol, responde, "O King, you have devised cunning counsel. But if my eyes have not lost their sight, it is ill for you, whether Beren fail in his errand, or achieve it. For you have doomed either your daughter, or yourself. And now is Doriath drawn within the fate of a mightier realm" (Tolkien, Silmarillion pt. 3; ch. 19; p. 168). Y Melian tiene razón; Beren recupera el Silmaril, Thingol se asesina, y Doriath cae. En una manera similar, la Condena de los Noldor se revela en la vida de Galadriel, la Dama de Lothlórien. Aunque Galadriel tuvo no parte en la matando de los Teleri, ella no regresa a las Tierras Inmortales cuando Mandos ordenó. Por lo tanto, la Condena permanece sobre su vida, también. Galadriel es el guarda de Nenya, el Anillo de Inexorable ("Adamant") de los Duendes, un de tres. Miles de años después de los Noldor huyen las Tierras Inmortales, Galadriel es conocida aún como la Dama Blanca y la Dama de Luz, "like a queen, great and beautiful" (Tolkien, Fellowship bk. 2; ch. 8; p. 423). Y Lothlórien es "The fairest Elf-kingdom remaining on Tierra-media in the Third Age . . . where Noldor queen Galadriel and the Sindar lord Celeborn ruled. In this wooded realm the tallest and fairest trees of Tierra-media grew, and some part of the brilliance of the Elf-kingdoms of ancient times seemed to glow in this forest" (Day 174). También, Legolas, príncipe de Eryn Lasgalen y el Duende-Dueño de Ithilien, alaba Lothlórien, diciendo: "'That [Lothlórien] is the fairest of all the dwellings of my people. There are no trees like the trees of that land. For in the autumn their leaves fall not, but turn to gold. Not till the spring comes and the new green opens do they fall, and then the boughs are laden with yellow flowers; and the floor of the wood is golden, and golden is the roof, and the pillars are of silver, for the bark of the trees is smooth and grey'" (pt. 2; ch. 6; p. 374). Aún, para todo la gloria de Lothlórien y su dueños bellos, "the great light of Lothlórien" palidece (Day 120) cuando Galadriel navega sobre el mar a Aman y Celeborn sale Lórien para Imladris, un reino de su pariente (Tolkien, Return bk. 2; ch. 9; p. 339). En la Arda de Tolkien, la Condena de los Noldor ejemplifica el sino de esos que resisten la voluntad de Ilúvatar—todo de sus trabajos, si son buenos o si son malos, vienen a nada.

El ilustración final de que occure a ellos que resisten la voluntad de Ilúvatar es en un cuento ambos largo y amargo. Es el cuento de Númenor. Númenor tiene muchos nombres, pero el nombre que se recuerda a la más frecuentamente es Akallabêth el Derrumbado "the Downfallen", también Atalantë en la idioma de los Duendes. Pero, antes Númenor cae de gracia, es una tierra santa hizo por los Ainur para los Edain, los Hombres fieles de Arda que siguen Ilúvatar y luchan con los Ainur en la Guerra de Furia (Tolkien, Silmarillion pt. 4; p. 255, 259-61). Para éste, Númenor se llama Andor, la Tierra de Regalo, Elenna o Elannanórë, "the land named Starwards", y Anadûnê y Númenorë, que significa Westernesse o las tierres occidentales (pt. 4; p. 260-61). Númenor se benedice porque su gente, los Edain son se benedicen—son los niños de tres gente, los Ainur, los Duendes, y los Hombres (pt. 4; p. 255, 259). Aunque los reyes de Númenor son mortales, viven para muchos años más alla las vidas de mortales, y sin enfermedad. (pt. 4; p. 261). Aún, los Númenóreans ". . . grew wise and glorious, and in all things more like to the Firstborn [Elves] than an other of the kindreds of Men; and they were tall, taller than the tallest of the sons of Tierra-media; and the light of their eyes was like the bright stars", y para éste se llaman los Dúnedain—Reyes entre Hombres. Sobre el punto el más alto de la tierra de Númenor ponen el Meneltarma, "the Pillar of Heaven, and upon it was a high place that was hallowed to Eru Ilúvatar, and it was open and unroofed, and no other temple or fane was there in the land of the Númenóreans" (pt. 4; p. 261). Los Duendes también les traen reglaos a los Númenóreans—traen un árbol joven del Árbol Blanco de las Tierras Inmortales y lo plantan en Númenor. No obstante, aunque las vidas de los Númenóreans son muchas más largas que otros Hombres, les da miedo muerte y su acercamiento y añoran viajar a las Tierras Inmortales aungue éste es prohibido. Tolkien escribe, "Now this yearning grew ever greater with the years; and the Númenóreans began to hunger for the undying city that they saw from afar, and the desire of everlasting life, to escape from death and the ending of delight, grew strong upon them; and ever as their power and glory grew greater their unquiet increased" (pt. 4; p. 263). Empezan envidiar sus amigos y dueños los Ainur para su inmortalidad, y se hacen celoso ambos de los Ainur y de los Duendes. Los Ainur les adverten para su error, pero el celos de los Númenóreans aumenta, y primero se hacen enojado, y entonces orgulloso. Dejan prestando atencion al Meneltarma, y su amistad con los Ainur suspende. A pesar de su tontería, el poder de Númenor aumenta muy para que los Númenóreans puedan capturar Sauron el Ainu malo, el Dueño de los Anillos, y el sirviente lo más poderoso de Morgoth que aún permanece en Arda. No obstante, Sauron es taimado, y aunque les odia los Númenóreans, finge amistad con ellos y se hace el consejero lo más confiado al rey. Entonces, Sauron guia en más error, le dice el rey de Númenor que "'Darkness alone is worshipful, and the Lord thereof may yet make other worlds to be gifts to those that serve him, so that the increase of their power shall find no end'" (pt. 4; p. 271). En ésta manera, Sauron engaña Ar-Pharazôn, el rey veinte de Númenor y seduce él en el adoración y devoción de Morgoth, quien Sauron el Aborrecido se llamó "Lord of All" y "Giver of Fredom" (pt. 4; p. 272, 348). Finalmente, Sauron ordena que el Árbol Blanco Nimloth tale y él quema el Árbol en el altar a Morgoth, "but men marveled at the reek that went up from it, so that the land lay under a cloud for seven days, until slowly it passed into the west." Pero el maldad de los Númenóreans solo aumenta: "Thereafter the fire and smoke went up without ceasing; for the power of Sauron daily increased, and in that temple, with spilling of blood and torment and great wickedness, men made sacrifice to Melkor that he should release them from Death. And most often from among the Faithful they chose their victims . . ." (pt. 4; p. 273). Así, el enojo de Ilúvatar se encende y "Death did not depart from the land, rather it came sooner and more often, and in many dreadful guises. For whereas aforetime men had grown slowly old . . . when they were weary at last of the world, now madness and sickness assailed them; and yet they were afraid to die and out into the dark, the realm of the lord that they had taken; and they cursed themselves in their agony" (pt. 4; p. 273). Entonces, Ar-Pharazôn empeza planear para una guerra contra las Tierras Inmortales como el maldad, disención, y locura en su tierras aumentan. Ilúvatar le manda la gente de Númenor un signo último de su maldad: "and a fiery bolt smote the dome of the Temple and shore it asunder, and it was wreathed in flame. . . . Sauron stood there upon the pinnacle and defied the lightning and was unharmed; and in that hour men called him a god . . . . When therefore the last portent came they heeded it little. For the land shook under them, and a groaning as of thunder underground was mingled with the roaring of the sea, and smoke issued from the peak of the Meneltarma (pt. 4; p. 277). Aún Ar-Pharazôn no hace caso la advertencía y navega en a Oeste guerrar contra las Tierras inmortales. Así, el Día de Condena viene sobre Númenórë: "In an hour unlooked for by Men this doom befell . . . . Then suddenly fire burst from the Meneltarma, and there came a mighty wind and a tumult of the earth, and the sky reeled, and the hills slid, and Númenor went down into the sea . . . vanished for ever" (pt. 4; p. 279). Solamente los Fieles de Ilúvatar, nueve barcos de la casa de Elendil, y Sauron el Ainu sobreviven la caída de Númenor. Eso es el cuento de Atalantë—de la vanidad y la pérdida de Akallabêth el Derrumbado; para Atalantë se enforzó contra Ilúvatar y "even the name of that land perished . . ." (pt. 4; p. 481).

Resplandeciente por todo los cuentos de Tolkien de Tierra-media es el mensaje que si un trata trabajar contra Iluvatar, faltará y se traerá dolor en el fin. Verdaderamente, se escribe: "Except the Lord build the house, they labor in vain that build it: except the Lord keep the city, the watchman waketh but in vain" (Psalms 127:1).

Works Cited

Day, David. Characters from Tolkien. London: Chancellor Press, 2001.

Tolkien, J. R. R. The Lays of Beleriand. Ed. Christopher Tolkien. Boston: Houghton Mifflin Company, 1985.

-. The Fellowship of the Ring. The Lord of the Rings. New York: Ballantine Books, 1954.

-. The Return of the King. The Lord of the Rings. New York: Ballantine Books, 1954.

-. The Silmarillion.Boston: Houghton Mifflin Company, 1977.

The Holy Bible. The King James Version.Camden, New Jersey: Thomas Nelson Inc, 1970.