Capítulo 32

Marian sin ánimo lo miro dejándose desaparecer en aquella oscuridad….Ella era capaz de responder aquellas preguntas… ¿para qué?...nada cambiaria contestar. Estaría atrapada en esta profunda oscuridad, esta prisión que era su cabeza.

Estaba atrapada en su propia mente por siempre, en medio de recuerdos y una historia que jamás seria leída….

Jamás su nombre estaría en una portada de un libro….

Jamás recibiría el reconocimiento que tanto busco por años…

Jamás obtendría un premio literario o daría una conferencia en una escuela, diciéndoles a niños de todas las edades que pueden ser el número 1, aunque no todos lo logren…

Jamás le diría a su tío Luis que a pesar de sus efectos lo ama, que agradece haberla cuidado en su infancia, cuando nadie más lo hizo. Sacándola del infernal hogar en que estaba con sus padres…

Jamás le dirá a Fred Le Blanc, lo mucho que lamenta haberse burlado de él y que debió escucharlo….

Solo será la esposa de una escritora famosa, que se volvió loca un día y entro a furiosa a la editorial….

Cerrando los ojos, hundiéndose en aquella oscuridad, puede escuchar la máquina que registra su ritmo cardiaco.

El sonido de pasos a su alrededor en el piso de mármol, el olor a algún desinfectante, todo es tan frio, tan solitario, todos hablan como si ella no estuviera ahí.

Ella podía oírlos, casi podía sentirlos pero ellos no. Era extraño….

Toddy: "desconectar… ¡¿Por qué mierda incluyeron a en…..".

Cristal: "está muerta, no vale la pena…como tu abogada te digo…"

Lili: "¿si la desconectan podré cobrar el seguro de vida?"

Luis: "¡A la" lea" la tocan y les meto balas por el trasero!"

Oh, sí, las palabras que la atormentan. …

¿Cómo puede ser posible que aquellas personas que siempre pensó que la apreciaban en algún grado, están desesperados por matarla y aquel que pensó que la detestaba, hace lo que puede para mantenerla viva?

¿Cómo no pudo darse cuenta antes?, ¿Por qué demonios compro aquel seguro de vida?...

Mientras tanto, en otro ángulo…

-¡POR NINGUN PUTO MOTIVO!

Luis no podía creerlo, ese maldito papel, ¿Cómo es posible que esa chupasangre consiguiera ese documento?, solo había pasado 2 meses desde que Marian está en coma…

-Señor Luis, le aseguro que todo es perfectamente legal….

-¡Legal, mi trasero!... ¡¿Dónde mierda esta Lili?!

Cristal manteniéndose fría e ignorando los insultos, miro con calma su reloj, tenía otros asuntos que atender, en especial con el lanzamiento del libro de Lili….

-Señor…se lo voy a volver a repetir una vez y solo una vez, porque tengo otros asuntos pendientes….La señora Lili no se encuentra porque está ocupada con la lectura del primer párrafo de su libro en la feria del libro de la ciudad, ella no está preparada para enfrentar este "asunto" tan delicado….por lo que me ha asignado como la tutora legal de su esposa…

-¡Eres una…

-Tsk...tsk….antes de que comience a gritar de nuevo y me vea obligada a llamar a un guardia, le recuerdo que los doctores han asegurado que su sobrina es literalmente "un vegetal", nunca va a despertar , lo mejor para Marian…..para todos….es desconectarla y dejarla irse.

-Yo no voy a dejarte….

-Sé que sonara duro…..pero le recuerdo que usted no tiene ningún poder aquí, ya hable con los médicos y va a pasar….va a ocurrir…

Luis sintió ira gorgoteando en su piel, como si un volcán estuviera a punto de estallar…Cosa que la abogada noto, lo último que necesitaba en este día tan importante era a un viejo gritando porque a su sobrina la "asesinaron"….

-Si se pone a gritar o a insultar, voy a reconsiderar y no voy a dejarlo despedirse. También vuelvo a recordarle que yo no estafe a nadie o pague a ningún médico para tener el diagnostico de muerte cerebral.

Era mentira, ella lo sabía…El cerebro de Marian estaba vivo y llego de vigor pero…..La necesitaba muerta, necesitaba que esa tonta que amenazó con demandar por plagio….Se caye para siempre….

Por el bien…..de ella misma….

-¡Eres una…

-¡¿Cuándo va a aceptar la realizad?!...su sobrina ya no está, se fue hace tiempo y su cuerpo aún no se considera como el cadáver que es, solo por que una maquina lo mantiene funcionando.

Cristal vio como en el rostro del anciano se cambiaba la ira por una expresión de pena intensa, justo lo que la abogada esperaba…..Ganar era una sensación tan deliciosa, que se relamería los labios de placer, cosa que no lo hiso porque sería raro.

Conteniéndose, hiso su cara más triste….Luego tendría la oportunidad a solas de celebrar…

-Luis….ella ya…no está…..se fue hace tiempo….tenemos que dejarla ir.

Cristal sabiendo que la verdad jamás se sabría, decidió darle un momento a solas al viejo, solo para mostrar lo "buena y benevolente que era", ideando en su cabeza el modo de aprovecharse de esto, mientras se alejaba , dejando sonar su tacones al caminar junto al sonido de aquella maquina como única música ambiente…

Pero había algo que ella no sabía…

Era que su sobrina le comentaba de vez en cuando, lo que escribía…Por lo que al compararlo con el libro de Lili, él supo que era un plagio. Luis sabía que nunca podría probar el plagio, sabía que no podía salvar a su sobrina de la muerte, sin embargo tal vez si podría acabar con una serpiente…

El sonido de la bala atravesando el cráneo de la abogada, por obra de un arma que Luis entro al hospital gracias al soborno de un guardia. Fue opacado con el sonido de la bomba que coloco unas horas antes, debajo del podio donde Lili leía su "obra original".

En estos instantes el cuerpo envenenado de Toddy yacía frio en su departamento, luego de beber confiado el vino que "supuestamente" su abogada le envió para celebrar el éxito que el libro había tenido….

Tal vez mientras luchaba por mantenerse vivo, se dio cuenta del engaño de Luis o tal vez solo se concentró en el horror de saber que moriría horriblemente, sintiendo como sus viseras se deshicieran, sin nadie cerca para ayudarlo…

Nada de eso le importaba al tío de Marian Marco, el ignorando la sangre aún caliente de Cristal, desparramada tanto en el piso como en la pared. Se sentó en una silla cercana a la cama de su sobrina, lamentando no poder hacer nada por ella….

-Lo siento….siento tanto todo…

Antes de que la seguridad del hospital llegara a la habitación, Luis con lágrimas en los ojos, le dio un beso en la frente a Marian…A pesar de sus diferencias, él no podía dejarla partir sola…

-Tranquila, yo me iré contigo.

El viejo se recostó a su lado izquierdo, asegurándose de que sus cabezas estuvieran cerca, para luego apuntar con la pistola, en el lado derecho de su propio cráneo….Cuando la seguridad al final llego, vieron las señales de la sangre esparcida, de una bala que atravesó ambos cráneos.

Al final el nombre de Marian Marco se haría famoso pero no por el medio que ella siempre soñó.