Capítulo 31

Habían pasado unos días, Derek le había entregado algo de dinero a Samantha, aunque discutieron y estaba enojado con el mundo, el único momento de tranquilidad era cuando estaban junto a su novio.

Ian había comprado un libro, no cualquier libro, uno que trataba de bebés, Derek lo encontró en su habitación y no le gusto la idea pero el mismo le había dicho que comprara libros.

Una mañana sin más, mientras desayunaban, llego Alan.

-Hey!...como estas?!.- pregunto Aki con una sonrisa ni bien lo vio.

-Bien...- dijo Alan y miro a Derek y a Ian. -esta Chad?.-

Alan tenía en corte sobre la ceja, y parecía muy preocupado.

-En su habitación.- respondió Aki mirándolo atento.

-Hola...que te sucedió?.- preguntó William ni bien entro a la cocina encontrándose a su hermano.

-Nada importante, tengo que hablar con Chad.- respondió Alan.

-Conmigo?...- pregunto Chad al verlo. -que es eso?.- pregunto Chad señalando el corte en su rostro.

-Una pelea en el bar...necesito hablarte, es urgente.-

Alan realmente parecía preocupado.

-Ven, vamos afuera.- dijo Chad.

Ambos salieron de la pensión, William y Aki se miraron sin entender que sucedía, Ian solo los miraba sin entender, Derek tenía un mal presentimiento, así que con la tonta excusa de ir a buscar algo a su auto, salió hacia la calle.

-Estás seguro?.- pregunto Chad frente a Alan en el callejón.

-Sí, los escuche en un bar, le pregunte a un sujeto de que trabajo con ellos y los conoce...mira... todos nosotros estábamos en ese asalto, aunque no me cae nada bien, se cuanto quieres a ese muchacho, es como tu hijo...y ...Ian no tiene la culpa de haber visto eso...-

-Ian?...- dijo Derek acercándose a ellos. -que sucede con Ian?.-

Chad lo miro y suspiro pesado.

-Hay un problema, recuerdas la casa que asaltamos, cuando Ian vio a un sujeto en la ventana de la casa de al lado, el empresario que dijo que su esposa se suicido y en realidad no fue así, pues resulta que contrato a los hermanos Arbum para encontrarnos, no solo eso, sino que los contrato para que le hagan daño a Ian por que fue quien lo vio en la ventana y no quiere que hable.-

-Que?!.- pregunto Derek con la desesperación plagada en su voz.

-Hay que salir de la ciudad un tiempo, ellos no van a parar hasta encontrarlo.- dijo Chad mirándolo y luego a Alan. -tú también sal de la ciudad.-

Derek estaba abrumado, pero salió corriendo hacia el interior de la pensión.

-Ian!...- dijo Derek ni bien ingreso.

Ian lo miro sin entender nada pero bajo de la repisa de un salto.

-Derek...- dijo Chad entrando detrás de él.

Este giro para mirarlo.

-Hay un problema.- dijo Chad a los demás. -tenemos a los Arbum detrás nuestro, los envió en empresario que suicido a su esposa, quiere a Ian, así que nos largamos de aquí, busquen un lugar seguro hasta que todo se calme.-

Derek tomo la mano de Ian y aunque éste no comprendía nada, se dejo llevar por su novio hasta su habitación.

Los demás también fueron a buscar sus cosas, con prisa.

-Ian, junta tus cosas, nos vamos, junta todo.- pidió Derek a su novio.

Ian asintió con la cabeza, Derek fue a su habitación, él abrió su mueble y saco toda su ropa, la colocó sobre la cama y busco un bolso, metió todo adentro y el dinero que tenia, Derek entro con un bolso en su mano.

-Vamos Ian.-

-Espera.- dijo Ian y saco de debajo de su almohada el conejo que le había regalado su novio y lo metió en el bolso.

Derek salió de la habitación con Ian detrás, William y Alan salieron primeros de la pensión.

-Hey...toma.- dijo Chad dándole una bolsa de papel. -ve a la casa de Grecia.-

Ian la tomo y miro en su interior, había dinero dentro de ella.

-Vamos.- dijo Derek.

Salieron de la pensión pero en la acera había un sujeto alto y de color, se acerco a ellos con un arma y le apunto a Derek en la cara, éste se detuvo en seco y lo miro consternado, Ian y Chad estaban detrás de él, pero no tuvieron tiempo de actuar. Fue un segundo pero pareció una eternidad, el sonido de unos neumáticos acelerando y luego el golpe de dos autos se oyó, el estruendo fue lo suficientemente fuerte para distraer al que estaba apuntando a Derek, miro hacia atrás donde estaba el auto de su hermano, Derek no podía reaccionar, sintió que lo empujaron y Chad se puso frente a él con su arma en mano, el sonido retumbo en sus oídos, el disparo salió del arma del Chad impactando en el sujeto frente a él haciéndolo caer, otros disparos se oyeron pero esta vez del auto del otro Arbum, William y Alan habían envestido su auto y comenzaron una balacera en plena calle. Como?, no lo sabía, pero estaba sentado en el suelo, abrazando a Ian, más bien sujetándolo ya que éste intentaba zafarse de él, la imagen de Chad tendido en la acera y el llanto de su novio lo trajo a la realidad, soltó a Ian quien corrió hacia Chad, él se quedo en shock mirando la imagen, Ian lloraba sobre Chad, desesperado, en sus manos había sangre, Aki estaba con su arma a un lado de Chad, William y Alan se acercaron corriendo, todo parecía una escena lejana a él.

-Chad!...Chad!.- repetía Ian llorando.

-Mierda...- dijo Aki presionando la herida de bala que tenía en su vientre Chad.

-Ian...- susurro Chad abriendo sus ojos.

-Aquí estoy.- respondió Ian.

Derek se acercó a ellos, entrando en sí, habían herido a Chad y el hermano Arbum estaba muerto a unos pasos de allí.

-Váyanse...váyanse antes...antes que aparezca ...la policía...váyanse.- dijo Chad entre quejidos.

-No.- dijo Ian llorando.

-Llévatelo...lejos...llévatelo Derek.- dijo mirándolo con desesperación. -Váyanse todos...los llamare ...cuando se calme todo...salgan de la ciudad.-

Las sirenas de la policía se oyeron, Alan tomo a su hermano del brazo tirando de él, William miro a Aki con angustia, y luego a Derek.

-Adiós.- dijo William antes de salir corriendo hacia su auto junto a su hermano que tenia la misma expresión en su rostro.

-Váyanse...yo me quedo con él...váyanse antes que llegue la policía, no te preocupes yo lo cuido.- dijo Aki a Derek.

Éste lo miro y luego cruzo miradas con Chad, supo en ese instante que debía sacar a Ian de la ciudad, las sirenas se escuchaban más cerca.

-Vete!, salgan de la ciudad!...vamos Ian, haz lo que Derek te pida, compórtate bien...- dijo Chad tomando la mano de Ian. -yo te llamare cuando todo se calme.-

Ian lloraba y Derek lo tomo del brazo tirando de él.

-Vamos!.-

-Chad.- susurro Ian.

-Voy a estar bien.- dijo Chad.

-Vamos.- dijo Derek tomando los bolsos y tiro de su novio llevándolo con él hacia su auto.

Ian no quitaba su vista de Chad, llorando subió al auto, Derek miro a Chad y a Aki quien asintió con la cabeza.

Derek subió al auto con la sensación que esa era la última vez que los vería. Su vista se fijo por unos instantes en el espejo retrovisor, en la imagen de Chad tendido en el suelo y a Aki presionando su herida.

Salió a toda velocidad, en el paso vio el auto del otro hermano Arbum que fue abatido por William y Alan metros adelante. Ian no dejaba de llorar, él llego a doblar la esquina antes que la policía llegara, ya no podían volver atrás.

-Vamos a la casa de Grecia.- pidió llorando Ian.

Derek lo miro indeciso, pero asintió con la cabeza.

Condujo hasta la casa de Grecia, Ian bajo y toco la puerta con insistencia hasta que la mujer atendió.

-Ian?, que sucedió?!, estas herido?.- pregunto ella mirando las manos manchadas de sangre del jóven.

-No, hirieron a Chad, está muy mal.- dijo llorando Ian.

-Tenemos que irnos, Chad nos lo pidió y la policía esta detrás de nosotros.- dijo Derek caminando hacia ellos.

-Mierda... Ian ve adentro, busca el bolso verde y ve atrás... Vamos.- pidió ella con prisa. -Derek, abre ese portón y entra tu auto.-

Derek miro el portón negro y lo abrió hacia afuera, daba a un patio muy grande, fue hasta su auto y lo entro al patio, se bajo del vehículo y cerro el portón quedando dentro de la propiedad, Ian salió por una puerta de la casa de Grecia con un bolso verde, la mujer salió detrás de él.

-Ven.- pidió a Derek y camino hacia otro auto. -llévate este auto, está limpio.- Ian dejo el bolso en el baúl del auto y fue hasta el auto de Derek para buscar las pertenencias de ambos.

Grecia le entregó las llaves del auto a Derek, y un celular.

-El número lo tengo yo nada mas, no llames a mi casa ni a nadie, yo los llamare, en el bolso hay dinero, váyanse de la ciudad, lo más lejos posible.-

-Pero Grecia...- dijo Ian con los ojos llenos de lágrimas.

-Ve lejos con Derek...- dijo Grecia tomándolo del rostro y mirándolo a los ojos -...te llamare te lo prometo, pero debes irte...lejos...hasta que todo se calme...-

-Voy a extrañarte.- dijo Ian llorando.

-Yo también...- dijo Grecia acariciando su rostro. -pero todo se solucionara, te lo aseguro, ahora váyanse.-

Grecia miro a Derek y este asintió con la cabeza, subió al auto y lo encendió, Grecia beso la frente de Ian y lo hizo subir al auto, abrió un portón que daba a la otra calle, y les hizo una seña para que salieran.

Salió a la calle mirándola angustiado, ni bien salieron, Grecia cerro el portón quedando ella dentro de la propiedad, Ian lloraba tomándose las manos nerviosamente, Derek salió hacían la carretera, pensativo, solo había un lugar a donde podían ir, miro a Ian a su lado y tomo su mano.

-Todo va a estar bien, te lo prometo.- dijo a Ian.

Este lo miro lleno de dolor y desesperación, su viaje recién comenzaba, un viaje hacia un lugar incierto, hacia la nada y a la vez, un nuevo mundo.