"FRANCIS", igual que "CARONTE", funciona como una introducción para el personaje que manejo en mi campaña de rol actual (Dungeon World). Me parece que he acabado con un personaje interesante y me gustaría explorarlo más allá de la sesión semanal de juego.

También en Wattpad.


FRANCIS

Lo llaman Francis.

Francis había sido un paladín, un maestro, un amigo, un guerrero y, por encima de todas las cosas, un protector. Velaba por el correcto cumplimiento de la ley, por la defensa del débil, por la asistencia al necesitado y por el castigo a los criminales.

Había enseñado a los más jóvenes adeptos…

No, Keynes, la espada se agarra por el otro extremo.

Y había servido a los mismos reyes.

–Mi señor Schwartz, la batalla se avecina.

Lo llaman Francis.

Su vida había estado conectada a los más puros y altos seres, cumpliendo la voluntad celestial en nombre de Vhadir. Su paso exigía autoridad a todo aquel que se atreviera a cruzarse por su camino y a mirarlo a los ojos. Ojos que, en algún momento, fueron grises y duros como el acero que blandía en batalla.

No había tenido familia ni había disfrutado de mujeres, u hombres, pero había compartido la camaradería de sus hermanos devotos, el licor de sus compañeros de guerra y la sangre de sus enemigos caídos ante du templanza.

Los retazos de la memoria de Francis pasan ante sus ojos cuando duerme. Cada vez aprende más y más del ser, cada vez quiere ser él. Más y más.

Francis está muerto, pero su cadáver igual camina y lucha. Igual desea y anhela.

Levántate y anda, no tenemos mucho tiempo.

Todo gracias al niño, un nigromante en plena pubertad que había cometido un gran error al intentar devolverlo a su plano mortal. Algo había regresado al plano mortal, pero no había sido el hombre ante cuyo nombre respondía.

Lo llaman Francis.

Al caminar, al explorar, al luchar. Al vivir la segunda oportunidad que debió ser para alguien más.

Pero no es.

Y lo llamarán Francis.

Aunque algo más respondiera.