Capítulo 20

Unos días después del secuestro de Peter, la prensa llamaba seguido a la casa de los Corney, Taylor se quedo a dormir todos los días con su novio, para su suerte Alfred no era anticuado y los dejaba dormir junto, aunque solo eso hacían, dormir abrazados.

-Jefe!.- dijo Taylor mientras se acercaba a Chapman.

Éste sonrió de lado al verlo, había citado a Taylor en un pequeño parque a algunas calles de la casa de los Corney para hablar con él a solas, el tema era muy delicado y necesitaba privacidad.

-Anderson.- respondió Chapman. -Gracias por venir hasta aquí.-

-Sí, bueno, me llamo un poco la atención que me citara aquí.-

-Quería hablarte de varias cosas, sobre el secuestrador, y no creo que sea bueno que tu novio escuche.- dijo Chapman serio.

-Paso algo?.- preguntó preocupado Taylor.

-No, pero ésto es de tú novio.- dijo Chapman entregándole un sobre color madera.

Taylor abrió el sobre y saco el broche con forma de hipopótamo que estaba dentro de el.

-Vaya, estaba...-

-En ese lugar, junto con las demás cosas que tenia Hamilton, sabes...diez años haciendo ésto, secuestrando y matando jóvenes... había algo de Cloe Memphis también, y del resto de los muchachos, Michael Hamilton fue detenido hace unos minutos en la casa de su madre, hay jóvenes que nunca aparecieron, es probable que los haya asesinado y escondido en el bosque, tendrá que confesar dónde.- dijo Chapman.

-Espero no salga nunca de la cárcel.-

-Hay algo más... el padre de Michael Hamilton, el ex alcalde, lo encubrió todo el tiempo, cuando asesino a Cloe Memphis cruzo una línea, llamo a un grupo de políticos y les dio la posibilidad de crecer en sus carreras a cambio de que encubrieran los crímenes de su hijo, ellos aceptaron, Michael Hamilton robo más de la droga que uso en los jóvenes y algo salió mal, la policía lo descubrió pero...paso totalmente desapercibido, yo era policía en ese entonces y ni siquiera escuche de ese robo, su padre, por ese entonces el hombre más influyente, logro que lo enviaran a una clínica para adicciones, pero en realidad nunca estuvo allí, su madre dijo que paso un tiempo en su casa pero tampoco fue cierto, se movió por Washington a su antojo, con impunidad y la protección de su padre y de sus amigos...- explicó Chapman y le entrego una carpeta a Taylor. -Tengo un amigo que es periodista y... le pedí que hiciera una investigación, encontró mucha información, nombres, conexiones, evidencias de la corrupción y de quienes están involucrados en el encubrimiento de los crímenes.-

Taylor abrió la carpeta y comenzó a revisar las hojas, encontrándose con muchos nombres conocidos y en detalle la participación que tuvieron, sus ojos se fijaron en un nombre, y su respiración se acelero.

-No puede ser...no puede ser...debe ser un error...él... mi padre.- susurro Taylor horrorizado.

-Lo lamento, quería que estés al tanto de ésto, mañana saldrá la noticia en todos los medios y preferí que te enteres por mi.- dijo apenado Chapman.

-No puede ser... mi padre, siempre supo que Michael Hamilton era el asesino, el vio...todas las imágenes en la oficina...por eso me quería fuera de la investigación...como pudo hacer algo así, encubrió a un asesino.- dijo Taylor mientras leía el informe. -Años callando, por poder, por dinero, la vida de esos jóvenes no significaban nada, y si hubiera sido yo...-

Chapman apoyo su mano sobre el hombro de Taylor intentando confortarlo.

-No pienses en eso. Tú no eres igual a él. Desde el primer momento que te vi, supe lo diferente que eras a tu padre, él se cegó por el poder, no midió las consecuencias de sus actos ni tuvo en cuenta a quien hacía daño.- dijo Chapman. -Imagino lo decepcionado que debes estar, pero él sabía lo que hacía, tú no cometas sus errores.-

Taylor cerró sus ojos, era difícil de asimilar.

-Yo ayude a descubrir al asesino, mientras mi padre lo encubría, como le explico ésto a Peter?.- pregunto angustiado Taylor.

-Él sabe quién eres, descansa unos días, no puedes salir de la ciudad por la investigación, pero es mejor que descanses, y llámame cuando desees.- dijo Chapman en un tono comprensivo.

Taylor asintió con la cabeza y lo observo algo triste.

-Gracias...por todo.-

-No me agradezcas, tengo un hijo de tu edad y me recuerdas mucho a él...- Chapman se dio media vuelta para volver a su auto, pero volvió a girar para mirar a Taylor. -Cuando estés listo para trabajar, tengo un caso muy interesante, encontraron un cuerpo en el jardín de parque central, y sabes...había algo curioso, el asesino dejo a los enanos del jardín, haciendo una ronda y mirando el cuerpo. Kingston quiere llamar a un psíquico...- dijo negando con la cabeza y se despidió con la mano.

Taylor se quedó de pie unos instantes pensando en lo último que dijo Chapman, sacudió su cabeza y camino hasta la casa de Peter, antes de llegar, sacó su celular y llamo a su hermano, no atendió, pensó que seguramente estaba ocupado con la campaña de su padre, quería, deseaba que él no estuviera involucrado en todo eso, dejo un mensaje y espero que Trent lo llamada antes que la noticia saliera por todos lados.

Respiro profundo antes de entrar a la casa de los Corney, no sabía cómo le contaría todo ésto a Peter, él no podía dormir con la luz apagada y se sobresaltaba cuando escuchaba un sonido fuerte, decirle que su padre encubrió al hombre que le causo todo eso sería muy difícil y vergonzoso.

-Hola.- dijo Alfred saliendo de la casa. -Estas bien muchacho?.-

-Emmm...necesito hablar con usted, es...muy importante.-

-Bien...pero ya te dije que me llames Al, ven, vamos a la cocina.-

Una vez dentro de la casa Alfred se sentó en una silla, Taylor estaba muy nervioso, camino de un lado a otro, Peter los observó y se acercó a ellos.

-Que sucede?.- Preguntó preocupado.

-Yo...mi jefe me dijo... que mi padre tiene que ver con el caso de Hamilton...él sabía que Michael estaba asesinando jóvenes y por su ambición de poder hizo un trato con su padre...- dijo mirándolo ambos.

Alfred frunció el ceño y lo observo curioso, Peter estaba escuchando atentamente.

-Como?.- pregunto Alfred.

-Mi padre es cómplice...él y varios políticos hicieron un trato con el ex alcalde Hamilton, para encubrir a su hijo, y para que nada de esto saliera a la luz.-

Alfred lo miro serio y pensativo.

-Estás seguro de eso?.- preguntó Peter.

-Sí, mañana saldrá en las noticias...- dijo Taylor y se sentó lentamente en una silla cerca de la mesa, Peter se sentó a su lado. -no entiendo porque no pensó en las vidas de esos jóvenes...él...ni siquiera sabe de la existencia de Peter.-

-No le dijiste que estas de novio con mi hijo?.- pregunto Alfred con el seño fruncido.

-No...no le interesa nada sobre de mí, lo vi en la oficina donde trabajo, pensé que querría hablar conmigo pero solo quería que me sacaran del caso, ahora entiendo porque.- dijo con pesar Taylor.

Peter sabía eso, y Alfred los observo detenidamente.

-Como entiendo las cosas creo que tu padre tomo sus decisiones y deberá hacerse responsable de ellas, tú no tienes nada que ver en eso.- dijo Alfred entendiendo la situación. -tu familia sabe ésto?.-

-No creo. Llame a mi hermano pero no respondió aún.-

A Alfred le provocaba pena la situación de Taylor, Peter tomo la mano de su novio.

-Mira...algo que siempre le digo a Peter es que tú decides quién quieres ser, y tú has decidido ser honesto, eso tiene su recompensa.-

Taylor lo miró y le dio una media sonrisa, era la primera vez que sentía el consejo de un padre.

-Ustedes hablen tranquilos, yo iré a hacer las compras.- dijo Alfred poniéndose en pie y caminando hacia la salida de la casa.

Taylor le entrego el sobre y Peter lo abrió observando un broche, tenía muchos sentimientos encontrados hacia él, sabía por Taylor y Chapman que su secuestrador lo encontró en la subasta y por medio de ese broche lo localizo, pero también era el que uso para su primera cita con Taylor.

Peter también leyó las hojas y el nombre de James Anderson, se quedo pensativo y luego miró a su novio, Taylor parecía avergonzado, bajo su mirada y jugueteando con sus dedos nerviosos.

- Taylor...- dijo Peter y tomo su mano dejando de lado la carpeta. -pudiste hablar con él?.-

-Con...con mi padre?.- preguntó algo sorprendido Taylor.

-Sí. Tal vez tenga una explicación.-

-No, mi padre nunca me explicó nada de lo que hizo en su vida, menos como llego a tener su puesto político.-

-Estas bien?.- le preguntó Peter preocupado.

-Emm...no lo sé. Yo...me siento muy avergonzado por lo que él hizo, no puedo creerlo, como...como pudo hacer algo así?.- dijo Taylor mirando a Peter. -Te juro que no sabía nada de ésto.-

-Lo sé, tú nunca harías algo así, eres la persona más honesta que conozco.- dijo Peter con una mirada tierna.

-Pensé que...mi padre es responsable que ese psicópata estuviera libre, y tú...-

-No, yo sé bien quién eres tú, alguien muy diferente a tu padre, confió en ti...- dijo Peter y acaricio el rostro de Taylor con una media sonrisa. -eres mi héroe, eso nada lo va a cambiar.-

-Te amo.- dijo Taylor tomando la mano de su novio y besándola.

-Yo también te amo.- Peter le dio una pequeña sonrisa. -Hablaste con tu mamá?.-

-No, aun no puedo localizarla.- respondió Taylor .

-Mañana será una locura, tenemos que estar tranquilos...-

El celular de Taylor sonó, y suspiro profundo.

-Es mi hermano.-

-Habla tranquilo, yo voy a ducharme.- dijo Peter y le dio un pequeño beso en los labios.

-Trent.- dijo Taylor atendiendo la llamada.

-Hey!, que sucedió?, tengo varias llamadas y mensajes, estaba en un vuelo, no pude atender antes.-

-Por donde quieres que comience... papá está vinculado con un psicópata que mato a muchas personas, con Michael Hamilton.-

-Que?.- pregunto desconcertado Trent.

-Era amigo del ex alcalde e hizo un trato con él para entrar en la política, hace diez años que encubre los crímenes de Hamilton.- dijo Taylor con cierto enojo.

-Que estás diciendo?, si es cierto que es amigo de Hamilton, pero con el hijo no tiene ninguna relación.-

-Mi novio fue secuestrado por ese loco, y papá sabia quien era él, sabia de sus crímenes, tengo toda la información en mis manos, y mañana estará en todas las noticias.-

-No lo puedo creer...esto es un desastre.- dijo Trent.

-Tú...tú no sabias nada de esto verdad?.- preguntó Taylor.

-No, claro que no, él me dijo que Hamilton le ayudo en su carrera, pero nunca me imagine ésto, mamá va a estar devastada.-

-No pude hablar con ella...-

-Como estas tú, y tu novio?.- pregunto Trent en tono preocupado.

-Peter está bien, y yo...no lo sé, habla con mamá antes que salga en las noticias.-

-Voy a volver a New York, mamá está allí...escucha...papá tendrá que enfrentar ésto sólo, yo buscare a mamá, y tú quédate con tu novio, voy a sacar un pasaje, y cuanto se calme todo viajaremos a Washington bien.-

-Está bien, dile a mamá que me llame. Adiós.-

Taylor estaba agotado, se sentía defraudado por su padre, y no quería ni imaginar lo que sentiría su madre cuando se enterara.

Salió rumbo a la habitación, Peter estaba buscando algo en el armario, necesitaba un abrazo de su novio y éste lo recibió con los brazos abiertos, enfrentarían esto juntos, sólo esperaba que terminara pronto.