34

Cuando aceptaste mi confesión me hiciste el hombre más feliz de la tierra. Me elevaste, me llevaste al espacio y a tu lado conocí las estrellas. Sin embargo, un día me dijiste que no querías seguir conmigo y decidiste explorar otros rumbos, dejándome a la deriva.

Desde mi lugar en lo alto veo a la Tierra como un punto azul… Solo quiero volver y recuperar mi vida.