Capítulo 7

La carnada Munch

Despertar junto a Chris se torno habitual, verlo dormir le despertaba muchas sensaciones, no se arrepentía de la relación que tenían, habían pasado los últimos días juntos, en los horarios que podían, e incluso almorzaron juntos un par de veces. Para Dexter Chris era su cable a tierra, el caso de Collin Lee era una obsesión para él, no encontrar a su asesino incluso investigando el crimen de Buscalia no los llevaba a ningún lado, hasta que recordó un cuadro que podía ayudarlos.

-El tasador de arte llego, lo buscamos en su departamento?.- pregunto Charles.

-Munch, Jonathan Munch...- dijo Dexter. -estaba en la lista de los espectadores del cuadro?, del que le sacaron el botón?.-

-No... No sé, no está muerto ese?.- preguntó Charles buscando en las carpetas hasta encontrar la lista. -mmmh... Si, está aquí.-

-El va a decirnos quien es el asesino.-

Charles lo miro extrañado, Dexter buscó su celular y salió hacia las escaleras del edificio para hablar a solas.

-Hola Chris, estabas ocupado?.- pregunto mirando la hora.

-No, en receso.- respondió Chris en tono amable.

-Emmm... ésto te va a parecer extraño pero necesito un favor o dos.- dijo Dexter.

-Dime.- pidió expectante Chris.

-Tendrás una foto de tu cuadro?, el Munch.- pregunto Dexter.

-Aquí, emmm si creo que si, tengo una en mi celular.- respondió Chris.

-Me la puedes enviar, y por casualidad el numero de Jonathan Munch lo tendrás?.-

-El número de teléfono de ese loco?.- pregunto perdido Chris.

-Si, necesitó hablar con él.- respondió Dexter. -es parte de la investigación que estoy haciendo, prometo explicarte luego.-

Chris hizo un silencio y luego suspiro.

-Bien, pero almorzarás conmigo hoy.- termino por decir.

-Ok, te lo prometo.- Dexter sonrió.

-Bien, te envió la foto y el teléfono del loco, avísame cuando me pases a buscar.-

-Gracias.-

-Adiós.- dijo Chris.

Dexter podía jurar que veía la sonrisa del pelirrojo, era su debilidad, eso era seguro.

Le llego un mensaje con la foto del cuadro y el número de teléfono, y la imagen de un beso, el respondió de la misma manera y regreso a la oficina.

-Tengo el número y la carnada.- dijo mostrando su celular.

-Disculpa, de quien?.- pregunto Charles perdido.

-De Munch, Jonathan Munch, hablaremos con él.- respondió Dexter.

-Ok.- dijo aun perdido, no sabía que pretendía su amigo.

Dexter llamo al número de teléfono esperando que atendieran e insistió hasta que la voz de un hombre sonó del otro lado.

-Quien?!.-

-Señor Munch?, Jonathan Munch?.-

-Si, el habla, quien es usted y como consiguió mi numero?.-

-Soy el detective Dexter Jones, necesito hacerle unas preguntas, podría verlo en persona?.-

-Recién me despierto, que quiere?.- pregunto hastiado el hombre.

-Es sobre uno de sus cuadros, de su padre, La Tristeza, es parte de una serie verdad?.-

-Tiene usted ese cuadro?.- pregunto más entusiasta el sujeto.

-Podemos vernos en persona?.- pregunto Dexter.

-Si, venga a mi mansión, lo espero.- respondió Jonathan.

-Deme su dirección y estaré allí en unos minutos.- pidió Dexter tomando un bolígrafo y escribiendo lo que le dictaba Munch, luego de eso se despidieron y miro a su amigo con una sonrisa.

-Fred Sunrest no existe, pero Munch sabe quién es.- aseguró Dexter.

-Bien, como estas seguro de eso?.- pregunto Charles acompañando a su amigo hacia el estacionamiento.

-Porque Munch sacaría mucho crédito si podía recuperar el cuadro roto, debió enviar al tasador para la presentación, él quería ese cuadro, y me juego la cabeza que ese tasador es Dionisio Alonso.- dijo Dexter.

-Entonces... Ese Dionisio es Sunrrest.- Charles intentaba llegar a esa conclusión pero algo le faltaba.

Dexter subió a su auto y le abrió la puerta a su amigo.

-Alonso nunca salió del país, estoy seguro.- dijo Dexter.

-Como puedes saberlo?, en el manifiesto decía eso y en sus redes.- preguntó Charles mirándolo.

-Si, y gente como Jonathan Munch tiene jets privados que pueden o no presentar manifiestos.-

-Porque mataría a Lee?, se acostó con ella, si es gay...-

-A él no le interesaba Lee, quería vengarse de los que dañaron a Damien, primero Buscalia, Lee se hacía pasar por su novia, se lo dijo a sus compañeros de trabajo, y luego Lovrel.-

-Y porque ahora?.- preguntó Charles siguiendo el hilo de su amigo.

-Porque le llevo todo este tiempo a la señora Ovrem recuperar ese cuadro que le obsequiaron a su hijo, quien crees que se lo recupero?.-

Charles lo miraba atento, tenía sentido, todo tenia sentido.

-Y para que dejar los botones?.- preguntó Charles.

-Para culpar a Lovrel, recuerdas la identificación de Buscalia, la dejo en el auto de Lovrel para culparlo, pero no seguimos ese camino y arruinamos sus planes, asique tuvo que improvisar, tal vez buscar otra salida.-

-Lo que no me cierra es porque siendo el tasador de la señora Ovrem, rompió el cuadro para Munch.-

-Eso es lo que Jonathan Munch va a explicar.- dijo Dexter.

Llegaron a la mansión Munch en minutos, la gran casona era imponente y espectacular, un empleado los dejo pasar luego de presentarse y Jonathan Munch los alcanzó en la sala central donde estaban expuestos varias obras de su padre.

-Detectives.- dijo el hombre estrechando su mano a cada unos de ellos.

-Señor Munch.- saludo Dexter.

-Tiene mi cuadro?.- pregunto Jonathan.

Dexter saco el celular y le mostró la imagen, el hombre se sentó en un sillón mirando atentamente el cuadro.

-Cuanto quiere por él?.- preguntó mirándolo atento.

-No quiere tasarlo?.- preguntó Dexter observándolo a los ojos.

-Usted sabe que pertenece a mi familia... Si quiere tasarlo...- dijo Jonathan.

-Puede recomendarme a Dionisio Alonso... Es su tasador preferido verdad?.- preguntó Dexter.

-Emmm... Es bueno, si.- respondió mirando a ambos hombres.

-Tanto que mando a que rompiera el cuadro para usted comprárselo a la madre de Damien Ovrem, no es verdad?.-

Jonathan se hizo hacia atrás mirándolo.

-No tiene el cuadro.- dijo finalmente.

-Lo tiene Alonso, lo quiere vender a traficantes.- respondió Dexter mirándolo a los ojos y Charles lo observo de lado.

-Que?!, maldito enfermo!, lo voy a matar!.- dijo poniéndose de pie Jonathan.

-No puede, está en Maldivas.- dijo Dexter como si fuera un chiste.

-No, él no viajo...- Jonathan miro hacia el techo maldiciéndose. -me pidió que hiciera parecer que salió del país y que regreso hoy a cambio de romper el cuadro de Ovrem, yo lo envíe a revisarlo luego que esa mujer testaruda lo dejara en el museo y él lo rompió, nunca pensé que...-

-Que dejaría el botón en la escena del crimen de Colín Lee.- termino de decir Dexter.

-El me dijo que no fue, y que me ayudaría a comprárselo a la vieja, pero ella no lo vende...-

-Lo uso...- dijo Dexter. -está arrestado señor Munch.-

Charles saco sus esposas y Dexter tomo de las manos de Jonathan su celular.

El sujeto lo miro lamentándose haber hablado, Charles le leyó sus derechos y Dexter llamo a sus compañeros para que lo retiraran.

Solo quedaba encontrar a Alonso, pero para eso había que tenderle una trampa o sospecharía.

… … …

Envió el mensaje desde el celular de Munch con la foto del cuadro de Chris, esperaba la respuesta sentado en la oficina del departamento de policía, Charles miraba el reloj esperando poder almorzar.

-Respondió.- dijo Dexter. -quiere que le pase la ubicación del cuadro para verlo personalmente.-

Charles le paso la dirección de la casa donde estaría esperando la policía.

Dexter escribió la dirección y el horario, esperando la respuesta que llego a los segundos.

-Bien, allí estará en una hora.-

-Le pediré a Alex la orden.- dijo Charles saliendo hacia la oficina de su jefa.

Dexter estaban conforme con el desenlace de la investigación, solo quedaba atrapar a Dionisio Alonso y que confesara, todo apuntaba a él, no había lugar a duda.

Charles le mostro el papel y él junto con sus compañeros salieron hacia la casa que prepararon para apresar a Alonso.

Una hora después Dionisio bajaba de un auto sumamente costoso, Dexter lo observaba desde un auto a metros de él, enseguida noto su físico trabajado, su cabello corto podía ocultarse debajo de una gorra, y tenia el físico para correr como lo hizo antes de golpearlo. Dionisio entro al jardín de la casa y toco timbre, su compañero Oliver simulando ser el dueño de la propiedad abrió la puerta, entro a la misma y Dexter junto a Charles bajaron del auto y fueron hacia la casa, abrieron la puerta tomando por sorpresa a Alonso que hablaba con Oliver.

-Señor Alonso, se encuentra bajo arresto.- dijo Dexter.

Alonso cambio la mirada observándolo punzantemente e intento huir hacia donde estaba Oliver pero éste, rápido de reflejos, saco su arma y le apunto, Charles junto a Dexter le apuntaron con sus armas y al verse acorralado, Alonso no intento nada más, solo miraba fijamente a Dexter.

Lo esposaron y le leyeron sus derechos, la policía estaba por todos lados y se llevaron a Alonso al departamento de policía en minutos, Dexter junto con Charles hicieron el interrogatorio pero Alonso se negó a hablar, quería a su abogado.

Todo el equipo se reunió y evaluaron la situación, el fin de la investigación y el informe final.

Todo cerraba, ya no había más dudas.

Dexter termino su informe casi de noche, una llamada entro en su celular, era Nina.

-Hola.- saludo éste.

-Hola, envíe el informe, lo leíste?.-

-Emmm... No, aún no, porque?.-

-Ya sé porque quedaron los huesos de Buscalia así, no era ningún químico. Los hirvieron.- respondió Nina.

-Que?!.- preguntó Dexter creyendo haber oído mal.

-Los hirvieron, en agua.- respondió. -Pensé que querrías saberlo.-

-Si, gracias.-

Dexter se quedó pensativo, busco en los informes de las pericias fotográficas de la casa de Alonso buscando algún lugar o algo en donde Alonso pudo haber hervido el cuerpo pero no lo hallaba.

Ya no habían nadie en la oficina, asique tomo su chaqueta y salió hacia el estacionamiento, Charles logro salir más temprano gracias a que él terminaría el informe, pero quería sacarse una duda, asique fue hasta el departamento de Alonso, en un lugar así, tan pulcro y lleno de obras de arte era obvio que el sujeto no diseccionaría un cuerpo y lo herviría, así que busco entre la información que tenia en su libreta, encontró la dirección de una propiedad casi saliendo de la ciudad, fue hacia allí encontrándola cerrada, pero salto la pequeña cerca y fue hacia el patio trasero, allí había un fogón para hacer carne asada, tranquilamente se podía poner una olla o algún recipiente similar para hervir, luego vio unos trastes ocultos bajo una lona y allí había una sierra para cortar carne.

Llamo por teléfono a su jefa y la espero en ese lugar, llego la policía científica y Alex, su asistente Oliver y un fiscal, cerca de la medianoche acabaron con la recolección de las pruebas, y el regreso a su departamento, leyó lo mensajes de Chris y que no había respondido, se maldijo internamente, había olvidado por completo el almuerzo y probablemente la cena que tenia pensada debería dejarla para otro día.

Subió las escaleras y se detuvo en la puerta del departamento de Chris, seguramente estaba durmiendo, saco su celular y le pidió disculpas por no haber respondido, y por la el almuerzo adeudado. No leyó el mensaje, asumió que se encontraba dormido, subió las escaleras a su departamento, realmente estaba cansado, así que solo se ducho y se tiro a dormir.

Al día siguiente se levanto y miro su celular, Chris no había respondido, ni leído los mensajes, aún era temprano para él, así que seguramente seguía durmiendo. Se preparó y salió hacia la cafetería más cercana, allí compro un café y algunas masas, desayunaría en el camino, Charles llamo por teléfono, estaba en la oficina esperándolo, su día comenzaba nuevamente como todos, solo que ahora tenia ese sentimiento molesto por no haber podido hablar con Chris, pero esperaba arreglar eso.

El primer mensaje de Chris llegó dos horas después, no parecía enojado, pero aún así decidió salir a la hora del almuerzo y encontrarse con él.

-*Te espero afuera.*-

-*Estas aquí? .*- pregunto Chris en su mensaje.

-*Si.*- respondió Dexter.

El corazón de Chris dio un salto, si bien se encontraba un poco decepcionado ya que Dexter ni siquiera le respondió los mensajes el día anterior, esa sorpresa le agradaba mucho.

-Salgo a almorzar.- le dijo a su compañera y tomo su chaqueta.

Salió por la puerta y allí estaba Dexter, con su sensualidad casual apoyado en el capot del auto mirando a las personas que pasaban por la acerca, no pudo no sonreír, desde el día que lo vio supo que iba a ser difícil estar cerca de un hombre como él, sin desea colgarse de su cuello a cada instante.

Se acercó a él sonriéndole y Dexter lo vio, le sonrió de esa manera tan especial, hacia que todas las mariposas del mundo se apoderaran de su ser.

-Hola.- dijo acercándose a él.

-Hola.- Dexter depósito un beso en sus labios y sonrió.

-Quieres almorzar?.-

-Si, claro.- respondió Chris.

Dexter volvió a besar sus labios y camino hacia la puerta del conductor.

-Te abro desde adentro, el auto tiene un sistema de cierre automático.- explico.

Chris sonrió.

Dexter abrió la puerta desde adentro y Chris entro al auto.

-En realidad la puerta está rota, la envíe a arreglar y la dejaron así.-

-Ok. Es seguro igual.- dijo Chris.

-Lamento no haber respondido ayer, olvide el almuerzo, francamente ví los mensajes a la medianoche.-

-Tuviste mucho trabajo?, para que era la foto de mi cuadro.-

-Porque gracias a tu cuadro pudimos encontrar al asesino de Collin Lee y Mark Buscalia. Y Munch sabía quién era, así que será juzgado por encubrimiento y ocultar información.- respondió Dexter mientras conducía hacia un local de comidas.

-Wow... Wow... Jonathan Munch?, es increíble... Que loco esta...- dijo Chris impresionado.

-Loco por ambición, quería el cuadro del botón y llegó a un arreglo con un tasador de artes, para que lo rompa, conoces a Dionisio Alonso?.-

-No.- respondió Chris negando con la cabeza.

-Pues él fue amante de Damien Ovrem y decidió vengarlo, de Buscalia primero, luego Lee que estaba enamorada de Ovrem y después intento matar a Lovrel, él rompió el cuadro a cambio de que Munch lo encubra con un viaje.- comento Dexter.

Chris lo miraba impávido.

-Que locura. Él sabía que ese hombre asesino a esas personas y no hizo nada por un cuadro?. Esta muy mal.-

-Pues ahora gastara todo lo que tiene en abogados.- dijo Dexter. -te gusta ese local?.- preguntó señalando un lugar

-Si.- respondió Chris mirando el inmueble.

Se estacionaron en donde era permitido y entraron al local de comidas, para compartir éste momento juntos, ambos esperaban que hubieran mas, y que esa relación se afianzara con el correr del tiempo.