Capítulo 3: Travis.

Travis de 20 años era el mejor afroamericano del universo (según el mismo), no era muy musculoso pero si era atractivo y muy influyente en redes sociales.

La influencia en las redes sociales, esa era su llave para el éxito….Su celular era su vida y la música fuerte en sus audífonos, era lo que alejaba las voces de sus padres que le exigían estudiar e intentar ser un buen hermano mayor.

Odiaba cada vez que comenzaban con "debes ser un buen ejemplo para tus hermanitos".

Travis no le gusto el hecho de que sería el hermano mayor de mellizos, cuando sus padres se lo anunciaron y ahora 10 años después, sigue sin gustarle. Odiaba cada vez que sus padres le reclamaban usar su influencia para hacer comerciales en sus cuentas de redes sociales, en vez de ir a la universidad (aunque nunca se quejaron de que fuera el quien pagara las cuentas, luego de que perdieran sus trabajos), también se quejaban de que se negaba a ayudar a sus hermanitos en sus tareas, de no sacar la basura, de no limpiar bien su habitación, de no querer jugar con sus hermanos, en fin….

Solo había una cosa que odiaba menos, hacer mandados. Él era quien pagaba todo en casa y aun así tenía que salir a comprar la leche a la tiendita a la vuelta de la esquina. Pero prefería eso antes de seguir escuchando las quejas de su madre sobre "como desperdiciaba su potencial"….

Por lo que armado de con su celular para ver twitter y una música fuerte, fue a comparar la leche….Al igual que las veces anteriores, por el volumen alto, apenas escucho lo que su madre le pidió que trajera, además de la leche.

Al igual que las veces anteriores, apenas escucho el saludo del señor Martínez, al entrar a su tienda…Al igual que las veces anteriores, apenas noto (o fingió no notar) la sonrisa que le hacia la chica afroamericana que trabajaba ahí, ¿Cómo se llamaba?, no lo sabía….Solo que algún día, él se animaría a invitarla a un helado o lo que fuera…

Era solo otro día común….La música de sus audífonos sonaba tan fuerte que no escucho el grito una señora, quien se encontraba pagando sus compras, apenas "algo" entro por la puerta….¿Cuánto tiempo paso de eso?, ¿Cómo podría saberlo?, cuando ponía su absoluta atención en el teléfono móvil , el tiempo pasaba rápido.

Solo cuando en internet todos postearon #Terror_zombie, con miles de videos grotescos de gente siendo devorada viva…Travis por primera vez en mucho tiempo, alejo su atención de su celular….

El señor Martínez ya no estaba y tanto la chica afroamericana junto a los clientes, eran….

Solo en ese momento se dio cuenta, que su día ya no era normal y muy probablemente no volvería a escuchar las quejas de sus padres jamás. El último uso a su celular que le dio a su…No fue un video ni una foto para lo que quedaran de seguidores en internet, solo un simple msn hacia su madre que decía "hay zombies, corran".

Aunque sus padres no necesitaban leer ese mensaje para saberlo, desde la ventana de su departamento, eran capaces de ver el apocalíptico panorama, mientras escuchaban a su anciana vecina golpear su puerta con toda la fuerza que le quedaba, suplicándoles que le abrieran la puerta por que sus nietos se la iban a comer.