Capítulo 4

Caminos Recorridos

El abogado de Paul se encontraba su lado, y Charles frente a él.

-Señor Pagliaro, ¿está usted de acuerdo con firmar su declaración?.- preguntó Charles.

-Si.- respondió éste.

-Bien, dígame señor Pagliaro, ¿que sucedió el Miércoles quince de Septiembre?.- preguntó Charles.

Paul lo miro, y luego suspiro profundo.

"Miércoles quince de Septiembre, cinco y media de la tarde.

-Quiero mi dinero, ¡el que me debe Curt!.- grito Adrien Pierce, en la puerta de la casa de Miriam Pagliaro.

-¡Lárgate de aquí!, ¡no entres a mi casa!.- le grito Miriam, impidiéndole el paso.

-Se bien que Curt guardaba dinero, no me dieron todo lo que me tocaba, ¡asique lo tienes tú!.- dijo Adrien empujándola, y entrando a la casa.

-¡Lárgate!.- grito ella, y miro al pequeño Connor que se encontraba sentado frente al tv. -ve a mi habitación, Connor.- pidió intentando sonar tranquila.

El niño hizo esto mismo, pero se quedo mirando con la puerta entre abierta.

Alfred lo vio desde la plaza donde se encontraba, y salió corriendo hacia su casa.

-Papá, Adrien está en la casa de la tía, están gritando.- le dijo a su padre cuando lo vio.

Paul salió rumbo a la casa de su hermana a unos metros, entro a la misma mirando a Pierce.

-¡Sal de aquí!.- le dijo.

-Quiero mi dinero.- le respondió Pierce.

-¿A si?.- preguntó Paul, y lo tomo de la parte trasera de su camiseta, lanzándolo fuera de la casa. -no te quiero ver aquí nuevamente.-

Pierce se levanto del suelo, y lo miro con odio.

-Quiero mi dinero… y lo obtendré como sea.- le dijo amenazante.

Paul lo miro mal pero no respondió, solo lo vio irse hacia el bosque.

-Déjalo Paul, no te metas en líos.- pidió Miriam.

-Todo está bien hermana, quédate aquí.- dijo Paul, y salió hacia la plaza.

Miriam cerro sus ojos e ingreso nuevamente a su casa, busco su teléfono celular para llamar a su cuñada.

Connor vio por la ventana que su primo Alfred iba tras su padre, él tomo su gorra y la ato a su pantalón, como solía hacerlo.

-Mamá, ¿puedo ir a jugar?.- pregunto mirando a su primo.

-Si, pero un rato.- respondió ésta, con el teléfono en su oído.

Connor salió por la puerta, y ella lo vio caminar hacia la plaza.

-Clara.- dijo cuando su cuñada atendió, y girándose para acomodar lo que Pierce tiro. -Paul se va a meter en problemas de nuevo.-

Mientras, Connor llegó a donde estaba su primo, Alfred miraba a su padre a varios metros, que seguía discutiendo con Pierce, Connor lo vio y se quedo escuchando lo que hablaban.

-¡Se quedaron con mi dinero!.- grito Pierce.

-Te dieron lo tuyo, solo que lo gastaste en drogas.- respondió Paul.

-Yo sé en qué me gasto el dinero, y Curt no me dio toda mi parte, ¡la tienen ustedes!.- le dijo.

-No vuelvas a molestar a mi hermana.- advirtió Paul.

-¿O qué?, ¿vendrá Curt a golpearme?, está en la cárcel, genio.- respondió Pierce.

Paul lo golpeo en el rostro, y Pierce cayó de espaldas.

-No, yo te golpearé... No molestes mas a mi familia, ¡¿me oyes?!.- grito Paul, pero Pierce no se movía.

Alfred vio ésto y se asusto, miro hacia atrás y noto a su primo observando la escena, camino hacia él y lo tomo del brazo, llevándolo hacia el risco.

-Ya te acordaras mañana de mi.- le dijo Paul a Pierce, y salió caminando hacia la plaza.

En tanto, Alfred llevo a Connor, hasta la piedra donde ellos solían sentarse.

-¿Que le sucedió al hombre ese?, ¿está muerto?.- pregunto Connor.

-Eso no importa, y no le dirás a nadie lo que viste, ¿me escuchas?, a nadie.- dijo amenazante Alfred.

-Le diré a mi mamá que el tío le pego a ese hombre, y que tú me gritas.- le dijo Connor.

Alfred le quito la gorra de un tirón, y la levanto.

-La arrojare si dices algo.- amenazó Alfred.

-¡Dame mi gorra!, ¡le diré a mi mamá!, ¡devuélveme mi gorra!.- grito Connor, intentando llegar a ella.

-¡No!.- dijo Alfred, y lo empujo para que no llegara, pero Connor cayo.

Miro hacia abajo asustado, no vio nada y no sabía qué hacer.

Si hablaba y pedía ayuda, Connor contaría lo que vio y su padre regresaría a la cárcel, y él no quería eso. Guardó la gorra en su bolsillo y regreso a la plaza."

Dexter lo miraba atento, escuchando al pequeño Alfred, ubicado frente a él en una silla, un abogado, la psicóloga y el asistente de minoridad estaban en la habitación también.

-¿Y la gorra?.- pregunto frente a él.

-Cuando encontraron a Adrien, pensé que era mejor que creyeran que se había llevado a Connor, así que lleve la gorra a la escuela y la deje allí.- respondió el niño, mirando la mesa.

-¿Porque no dijiste lo que sucedió con Connor?.- pregunto Dexter.

El niño hizo un silencio mirando el suelo, y luego miro a Dexter a los ojos.

-No quería que se llevaran a mi padre a la cárcel, nuevamente.- respondió.

Dexter lo miro, Alfred no mentía.

-¿Iré a la cárcel?.- pregunto observándolo.

-No, iras al instituto de menores hasta que el juez decida que hará.- le respondió Dexter.

Firmo un papel, y se lo entrego al asistente de minoridad, éste lo tomo y salieron con el niño, junto a la psicóloga y el abogado. Dexter se quedo solo en la habitación unos segundos, y luego salió para encontrarse con Alex en la habitación contigua.

-Le preocupaba su padre.- dijo Dexter mirando el ventanal de vidrios oscuros, que daban a la habitación de donde él salió.

-El error de su padre, le costara el futuro.- dijo Alex.

-Si. Dejare mi informe en la oficina.- Dexter salió de la habitación rumbo a la oficina, no quería pensar más en éste caso.

Aunque mucho no podría evitarlo, al día siguiente, el alcalde y jefe de policía estatal, les entregarían una medalla, pura y exclusivamente para los medios, algo que le molestaba, aunque sus padres, y Chris se encontraban más que emocionados.

Y ese dia, luego que les entregaron las medallas, y un apretón de manos para la foto, su madre se acerco a él.

-Estoy muy orgullosa de ti.- dijo Lena.

-Gracias mamá.- respondió con una sonrisa, Dexter.

-Eres un héroe.- comento sonriente Luis, su padre.

-Mmm...- Dexter no se veía de esa manera.

-Tú eres un héroe, para todo nosotros.- dijo Chris, antes que su novio dijera algo más.

Dexter sonrió mirándolos, sintiéndose muy afortunado.

-Se los robo unos minutos, para la foto de la oficina.- dijo Alex cerca de Dexter.

Éste se dirigió hacia donde estaban sus compañeros, bajo la mirada enamorada de Chris.

-Se ve muy feliz.- dijo Lena mirando a su hijo, luego a Chris y como este lo observaba. -tiene razones.-

Chris la miro, y sonrió.

-Deberían ir a casa, desde que te presento como su novio en ese almuerzo, que no nos volvimos a ver y fue... Hace como un mes.- pidió ella.

-Si, y queríamos ir… y ya sabe… el trabajo de Dex no deja mucho tiempo. De hecho, estos serán los primero días libres que tendrá... Pero organice un almuerzo, para hoy.- respondió Chris, con una sonrisa.

-Eres un sol, y me encanta la idea.- Lena miro a su esposo, que escuchaba al alcalde hablar. -Amor, almorzaremos con los muchachos.-

-Me parece perfecto.- dijo aun mirando al alcalde. -ese hombre miente tan tranquilamente.- comento luego.

-Dexter tampoco lo quiere.- respondió Chris.

-Es de familia.- dijo Lena, y vio como se acercaba Charles junto a su hijo. -Charles, querido.- abrazo al hombre con mucho cariño.

-Hola Lena, un placer verla.- dijo éste al separarse, y con una sonrisa. -¿Como esta Luis?.-

-Muy bien, ¿y tú?.- pregunto el hombre.

-Excelente.- respondió Charles.

-¿Quieres venir a almorzar con nosotros?.- pregunto Chris.

-No gracias, iré con mis padres, les pedí que se queden en su casa y graben todo.- respondió Charles, amablemente. -Pero esta noche nos vemos en el bar a las nueve, ¿irán no?.- pregunto, mirando a Dexter.

-Si.- respondió éste.

-Hola.- saludo la voz de Lilian. -felicitaciones.-

-Felicidades a ti también, me alegro que reconocieran lo que hiciste.- dijo Dexter. -amor... Ella es Lilian, la periodista de la que te hable.- le dijo a su novio.

-Hola.- Chris la saludo con un abrazo, dejando a la mujer un tanto confusa.

-Si, hola. Emmm... tu novio supongo.- dijo luego, mirando al pelirrojo con una sonrisa.

-Si, él es Chris, mi novio y ellos son mis padres, a Charles ya lo conoces.- respondió Dexter, con una sonrisa.

-Si.- respondió ésta, mirando de lado.

-Me esperan.- dijo Charles. -señora William, señor Jones, espero verlos pronto.-

-Nosotros también.- respondió Luis.

-Envíale saludos a tus padres.- pidió Lena, sonriendo.

-Adiós.- dijo Charles evitando mirar a Lilian, y luego se fue.

-¿Porque no vienes a almorzar con nosotros?.- preguntó Chris, a Lilian.

-Oh, no gracias.- respondió ella.

-Vamos, me invitaste a un almuerzo y acepte, ahora invito yo.- dijo Dexter, mirándola con una sonrisa.

-Ok.- respondió ella aceptando la oferta.

Dexter sabía que era una mujer dura, pero tenía la certeza que serian buenos amigos.

-Mis padres.- presentó Dexter y luego les dijo a los mismos. -ella me ayudo a encontrar al asesino, y al niño, es... una mujer muy valiente.-

-Me alegra conocerte entonces.- dijo Lena, a la joven.

-Igualmente señora.- respondió esta.

-¿Para qué medio trabajas?.- preguntó Chris, mientras caminaban al auto.

-Para el City Post, es un medio digital.- respondió ella.

-¿En serio?, yo soy publicista.- dijo Chris.

-¿Eres independiente?.- pregunto ella.

-No, aunque me gustaría, trabajo para una empresa, Codic, ¿la conoces?.- pregunto Chris.

-No. Pero es bueno eso, si la conociera es porque está en alguna cosa rara.- respondió Lilian.

Dexter río, le agradaba que se llevaran bien.

Siguieron camino con autos diferentes hasta el local donde almorzarían, allí compartieron un lindo momento, y Chris aprovechó para hacerle mil preguntas a Lilian, Lena estaba maravillada con la medalla que colgaba del cuello de su hijo, y Luis no se perdía detalle de lo hablaba Lilian.

Sacaron muchas fotos, y al terminar el almuerzo, Lilian se fue y Dexter llevo a sus padres junto a Chris, a su casa, allí Lena insistió en que el joven pelirrojo conociera la casa, ya que era la primera vez que visitaba el hogar de los Jones.

Chris entro a la casa, y Lena le dio un recorrido, su atención se centro en la habitación que fue de su novio, organizada y limpia, así como era Dexter. Luego fueron a la tintorería de la familia, y le explicaron a Chris cómo funcionaban las máquinas, a éste le encantaba la atención que le brindaban sus suegros, miraba a Dexter que lo observaba con una sonrisa enamorada, y él le sonreía de igual manera. Cuando conoció a Dexter no pensó que sería el amor de su vida, que esperaría cada noche a Dexter y aunque algunas veces no llegaba, sabía que cuando lo hacía, siempre tenerlo en sus brazos era su lugar seguro, su hogar.

Sonrió observándolo, y luego miro a Lena quien le hablaba, él tenía sus pestañas y muchas actitudes de ella.

Tomaron un café, hablaron de todo lo que rodeo la desaparición del niño, y después de un almuerzo y una tarde hermosa, regresaron al departamento, donde Athena los esperaba.

-Deberíamos ir mas seguido, tus papás son amorosos.- dijo Chris, cambiándose de ropa.

-Si, te adoran.- respondió Dexter sentado en el sofá, y acariciando a Athena que se encontraba en su pecho. -cuando les dije que estaba de novio, y que quería que te conocieran, mamá estaba muy emocionada, y mi padre... Parecía que iba a una fiesta, alquilo un traje... Le dije que sería un almuerzo, pero para ellos era un momento memorable, y aun lo es, hoy no te soltaron en todo el día.-

Chris sonrió ampliamente.

-Porque soy el primer novio oficial que les presentas, tu mamá me lo contó hoy.-

-Si...- dijo mirando hacia el techo. -mi mamá.-

-Soy el mejor yerno.- afirmo Chris, sentándose junto a él.

-Eres el único. Honestamente, mis ex no llegaron a los tres meses, me dejaban antes.- respondió Dexter.

-Que se jodan, bien por mí, ¿no?.- pregunto Chris, con una sonrisa.

Dexter río fuerte.

-Si.- respondió, y se acerco a besarlo en los labios.

Chris acaricio su barba luego del beso, y Athena toco con una pata el rostro de Dexter también.

-Oh, ¿tu quieres besos también?.- le pregunto éste a la gata, y le dio varios besos en la cabeza.

Chris río, y se recostó junto a Dexter, mirándolo.

Dexter sonrió, y lo observo de igual manera.

-Te amo.- le dijo.

-Yo también, te amo mucho.- le respondió, y se acerco para besarlo nuevamente. -ve a ducharte y a cambiarte.- dijo luego Chris. -Nos esperan a las nueve.-

-Ok.- respondió Dexter, y le dio un último beso.

Salió hacia el baño y Athena paso al regazo de Chris, éste sonrió sintiéndose muy feliz.

Una hora después estaban en el bar donde se reunían los policías, allí se encontraban todos los compañeros de Dexter, algunos no conocían a Chris, así que fue para el pelirrojo su presentación oficial, ante los compañeros de su novio.

Charles ya estaba allí hablando con Nina, Dexter y Chris se sentaron junto a ellos, y compartieron varias cervezas, todos estaban muy felices de haber finalizado la investigación, y que saliera todo bien.

Se quedaron hasta tarde y luego regresaron al departamento, allí se besaron e hicieron el amor aprovechando que Dexter tendría algunos días libres, y era fin de semana, podrían quedarse en la cama hasta tarde.

… … …

Días más tarde Dexter terminaba un informe, y Charles analizaba los datos de un nuevo caso, Odinno se acercó a ellos y le habló a Dexter.

-Te buscan.- le dijo.

Dexter lo miro, y luego al hombre que estaba a unos pasos.

-¿Thure?.- Dexter se puso de pie y camino hacia él. -¿está todo bien?, ¿le sucedió algo a su esposa?.- pregunto preocupado.

-Ella está bien, vine aquí porque necesito hablar contigo, necesito pedirte un favor.- respondió Thure.