1996

Lazaro estaba en la cocina, exactamente frente a la alacena donde sus papas acostumbraban esconder los regalos de navidad. El llevaba puestos unos pants y una playera corta. Era invierno, y las estrellas brillaban en el cielo. En el cielo se podia ver una esfera blanca, que era rodada por otras esferas peque~as. Y al centro de la cocina, brillaba un haz de luz que atravesaba el techo e iba directo hacia la esfera blanca en el cielo. Un arroyo empezaba al pie del refrigerador, recorria la cocina, y acababa en las sala, cerca del televisor y a la izquierda del pino navide~o. Y la pantalla de la television estaba encendida, y el volumen era muy alto. Era imposible entender lo que decia ese hombre en la pantalla, pero pronto quedo en silencio. Ahora solo habia estatica, pero poco a poco se fue aclarando la imagen. Una cara infantil se formo en la pantalla. Y tan facil como parpadear, ahora todo era blanco. Lazaro dio tres vueltas, y solo encontro blanco vacio en todos lados. Pero entonces vio a la cara que habia visto en la pantalla.
El sori era un humanoide peque~o. Lazaro lo veia de lejos. El sori lo llamaba, pero Lazaro tenia miedo. Nunca habia visto a una creatura tan extra~a como ese peque~o ser que le hacia se~as desde lejos. Por unos momentos camino lentamente hacia el sori, que seguia moviendose. Ahora parecia que realizaba una danza. Ondeaba sus brazos alrededor de su cabeza, y tambien caminaba hacia el, pero muy despacio, siempre formando con los pies un angulo agudo.
"Lazaro, ven. Tu has sido escogido," le dijo el sori. Su voz sonaba lejana, pero lejana como las voces que el habia estado so~ando por los ultimos meses. Un sue~o...si! Un sue~o, eso es lo que era. El sori era un sue~o. Pero entonces como sabia lo que ra, si solo era un sue~o, y la probabilidad de so~ar lo mismo dos veces era muy rara.
"Que es un sori," pregunto Lazaro.
"Yo soy un sori. Los soris hemos vivido en los planetas del sistema solar de la estrella Kamis. Por mas de 200 a~os hemos estado viajando en el espacio, en busca de otras especies. Solo encontramos animales sin alma. Seres que no presentaban el minimo rasgo de razonamiento. Pero hace tres dias, una de nuestras naves ubico la tierra. Revisamos la superficie con lo que llamamos un viajero virtual, y practicamente estuvimos caminando por la tierra en forma de holograma. Y lo que vimos...," y el sori suspiro, y se alcanzaron a ver una diminutas lagrimas en los ojos," fue increible, maravilloso. Un extasis general en cada uno de los astronautas soris. Creeme, hasta lloramos. Fue algo hermoso. Miles de seres inteligentes moviendose en conjunto. Seres que han creado una vasta multitud de culturas, y cada una con una extensa historia."
El sori tomo unos momentos para limpiar las lagrimas que escurrian por sus mejillas. En su voz habia tanta emocion, que hasta Lazaro se olvido de su temor e intento acercarsele. Cuando el sori lo vio tan solo a unos a pasos, retrocedio de un salto. Lazaro por fin lo vio de cerca y claro. Su cara era muy clara, tanto que se podian ver las venas y los vasos sanguineos cubriendo las mejillas. Pudo ver su cuerpo claramente. Solo una tela delgada cubria su cuerpo, tenia la forma de una bata, y su color era de un rojo brillante.
"Que piensan hacer, ahora que han decubierto al tierra."
El sori se tranquilizo en unos instantes, y le contesto en una voz que ahora era firme,
"Esto, lo que estoy haciendo exactamente ahora contigo. Hemos investigado la psicologia humana, y sabemos que una presentacion inmediata sin previa preparacion seria fatal. Eso solo generaria una histeria masiva que pondria en riesgo la civilizacion actual. Y hemos esperado tanto que queremos hacer esto con sumo y absoluto cuidado."
"Y que pretenden hacer entonces? Esperar ha contactar a cada uno de los habitantes de la tierra?"
"Y porque no? Esto ha sido un acontecimiento tan importante, que un error que pusiera en riesgo a tu civilizacion, seria una noticia horripilante, que si en la tierra hubiera desastre, en nuestra sociedad seria mucho peor. Algo asi seria devastador.
Lazaro estaba algo confundido. Hace unos minutos habia pensado que esto era un sue~o, pero era diferente. Aunque es raro que pase, cuando alguien se da cuenta que esta so~ando, despierta en unos segundos, y el ya estaba en una charla profunda definiendo el destino de las dos razas. Y a las tres de la ma~ana!
Esto no era un sue~o, era real y estaba pasando ahora mismo! Eso era demasiado. Lazaro intento gritar, pero al instante el miedo desaparecio. Volteo a ver al sori, pero ya no estaba
"Y a que te referias al decir que yo habia sido escogido"
"Eso lo sabras cuando llegue el momento adecuado, como te dije, hay que hacer cada cosa con cuidado y al debido momento."